Pasándolo bien en la Veragua por una buena causa

Como es ya tradición cada mes de agosto, y coincidiendo con la celebración del Rocío chico en la aldea de Almonte, hemos celebrado en La Veragua, (así llamamos de forma coloquial la casa que tenemos en el Rocío), una fiesta a beneficio del comedor social San Juan de Acre de Sevilla, que regenta desde hace más de cinco años la Orden de Malta.

 

Cartel

 

Comencé a trabajar como voluntario después de que Fernando Parias, por aquel entonces presidente regional de la Orden en el sur de España, me propusiese ofrecer un concierto con el mismo objeto que la fiesta mencionada, recaudar fondos a beneficio del comedor social que la orden tiene en Sevilla.

A partir de esta colaboración, sentí cierta inquietud, visité un lunes el comedor y ya no he dejado de hacerlo hasta hoy, acudiendo con regularidad cada semana. 

Es un trabajo muy gratificante, en contacto directo con las personas necesitadas y donde uno toma conciencia de la calidad de vida que disfrutamos tan solo teniendo las necesidades básicas cubiertas…

san juan

 

Además, la convivencia con un grupo de una veintena de voluntarios, hace que  el rato que estamos sirviendo, en cocina o en el túnel de lavado, sea mucho más que ameno de lo que ya lo es de por sí. Los voluntarios del segundo turno, al que yo acudo, concluimos con el trabajo de toda una mañana, donde otro equipo, los de primer turno, hacen la comida que nosotros servimos a primera hora de la tarde. Esto hace que los usuarios del comedor tengan asegurada al menos una comida al día. 

Real y egoístamente se trata de un trabajo muy gratificante y bastante sencillo y que me hace comenzar  la semana con cierta alegría, al emplear un poco de tiempo en una acción solidaria cada lunes.

Cuando tuve conocimiento  de la necesidad económica para el mantenimiento de las instalaciones, alquiler del local, facturas y varios sueldos fijos que la organización soporta,  se me ocurrió organizar una fiesta en la que obtener algún beneficio que ayudara a cubrir parte de dicho gasto.

Desde hace cinco años realizamos la llamada fiesta benéfica “La Veragua”, y digo realizamos, porque es un gran equipo el que hace posible el evento; sin ellos os aseguro que sería impensable ponerlo en pie. Hay que trabajar mucho para servir una cena a doscientas personas y poner copas a más de cuatrocientas, que es el número que este año hemos contabilizado en La Veragua.

 

Alberca

La cena que se sirve es tipo cóctel y de pie, y tratamos de que sea muy abundante, con una variedad de más de diez aperitivos y dos degustaciones calientes. La comida se acompaña de vinos procedentes de primeras bodegas y los postres caseros y regados con un buen oloroso dulce. 

 

Arroz negro de La Doma

 

Todo lo que ofrecemos se elabora en casa, convirtiendo el salón por un día en una gran e improvisada cocina, al igual que ocurre cada lunes en el comedor social San Juan de Acre.

Los asistentes abonan 30 euros y tienen derecho a la primera copa después de la cena y optan a diferentes regalos que se sortean después de ésta. Durante estos cinco años hemos tenido regalos realmente buenos por no hablar de la cantidad de ellos, en ocasiones hasta superar la treintena como el caso de este año. 

 

La cocina

 

Tratamos de cuidar mucho la decoración de la fiesta, desde la entrada hasta el mínimo detalle de los baños. En esta ocasión, elegimos ornamentos rústicos compuestos por rodajas de pino, cajas de madera, botellas de vidrio portando velas e infinidad de frutos verdes acompañados de tuya, lavanda, romero, eucalipto y solidago, que daba un toque distinguido de amarillo.

En la parra del patio interior una multitud de faroles, también iluminados con la luz de unas velas, y en el frontal de la alberca varias tinajas perfectamente exornadas un año más por mis queridos David García y Enrique Pagés. ¡Más de media hora para encender toda la cera de la fiesta! Pero la luz que dan resulta siempre muy agradable en los exteriores para este tipo de eventos. 

 

Al filo del agua

 

Faroles

Después del sorteo llegaron las copas y con ellas más diversión. Un ambiente maravilloso de gente guapa dispuesta a pasarlo en grande bailando con las actuaciones en directo de los grupos que también hicieron su magnífica aportación, como Yerbabuena, Ropa vieja, Damajuana y A tu vera, estos últimos llevando una magnífica banda de músicos y haciendo saltar literalmente a los asistentes al ritmo de su música. ¡Gracias chicos! Habéis colaborado muchas veces ya…

 

yerbabuena

Uno de los momentos intensos de la noche se vivió en el momento del sorteo del capote cedido por José María Manzanares, quien un año más con la generosidad que lo caracteriza,  volvió a colaborar con la causa. Cinco han sido las ediciones en las que hemos contado con alguna de sus pertenencias para el sorteo. Este año y de forma especial pudimos recaudar 500 euros gracias a dicha donación.

 

Regalos de Manzanares

 

Capote

La fiesta se alargó hasta el amanecer, cuando un grupo de ya cansados colaboradores, trataban de desalojar el patio para empezar con el desmontaje…

La gratitud que siento hacia todos los que han hecho posible la fiesta es inmensa, y mayor aún si cabe la que le debo a mis vecinos, que no solo este año sino los cinco anteriores, no han mostrado la más mínima queja por las molestias que les causamos, y os puedo asegurar que son muchas, entre ellas los vatios que a las 7:30 de la mañana seguían sonando, eso si, ya con una mezcla de música bastante peculiar, que aquí un servidor le dio por poner; desde Beyonce hasta Marisol pasando por Rocío Jurado, Frank Sinatra o el Fari…¡Creo que es mi hora preferida de la fiesta! 

 

Mas detalles

 

Así también agradecer al Ayuntamiento de Almonte y su concejala del Rocío Doña Macarena Robles Quinta, la disposición siempre por facilitar todo lo posible la celebración de la fiesta.

 Bueno, ¡y lo más importante! La recaudación de este año que ha ascendido a 11.067 euros. ¡Todo un récord!

 

burro y carrucha

Os dejo a continuación el vídeo que se proyectó durante la noche y con él, nuestro más sincero agradecimiento a todas las marcas y entidades, así como personas físicas que han hecho posible una vez más el divertimento y la recaudación.

 

 

 

En nombre de todos los que organizamos la fiesta benéfica “La Veragua”, once mil sesenta y siete GRACIAS

 

 

Pozo

 

Con Lola y Ana

 

Con A tu vera

 

Trabajo en cocina

 

detalle

 

 

3 comentarios en “Pasándolo bien en la Veragua por una buena causa

  1. pilar ravina

    debio ser una fiesta estupenda. y la causa por la que era me parece extraordinaria.felicitacion a los organizadores y en especial a manuel lombo por su entrega y generosidad para con la misma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s